Funda para el sillín de la bicicleta

Hace ya unos 6 años que me muevo en bicicleta diariamente, voy a trabajar cada día, hago la compra, voy a entrenar, vamos que me ando en bici unos 24 km al día. Para mí la bicicleta es mucho más que un medio de transporte, es parte de mi forma de vivir la ciudad.

Considero que coger la bici es una de las mejores maneras de empezar el día: hago ejercicio de camino al trabajo, me ahorro el transporte, no emito nada de CO2, estoy en contacto con el sol, al aire libre y eso ¡me pone contenta!

Una de las primeras cosas que aprendes siendo un ciclista urbano es que tu bici no puede ser bonita o buena, ni siquiera parecerlo o será una tentación para los ladrones. Teniendo esta premisa clara mi bicicleta es de segunda mano (que yo sepa), sin marchas y está más fea que bonita.

Mi bicicleta antes de ponerla guapa

En este tutorial voy a embellecer un poco mi bicicleta haciendo una funda impermeable que además va a proteger el asiento de las inclemencias del clima. Si tenéis una bicicleta o incluso si usáis las de servicios como el Bicing en Barcelona y alguna vez os habéis mojado el culo…¡éste tutorial es para vosotros!

Materiales

  • Hule estampado (yo, estoy enamorada de los hules mexicanos de Fantastik, no puedo evitarlo)
  • Goma elástica
  • Hilo del color de la tela
  • 1 rotulador
  • Alfileres
  • Tijeras
  • Máquina de coser

¡Vamos a ello!

1.Hacer el patrón

Lo primero que haremos será sacar el patrón de nuestro propio sillín. Sólo tenéis que sacar el sillín y ponerlo en el suelo boca abajo, encima de un papel (de periódico, revistas, folios,..). Una vez tumbado trazaremos todo el contorno del asiento en el papel con un lápiz, exactamente como si marcáramos la silueta de nuestra mano. Con esto tendremos ya una aparte del patrón.

Ahora tendremos  que medir la altura de la “almohadilla del asiento”, es decir, lo gruesa que es la espuma del sillín. En mi caso han sido 7 cm pero he contado 3 cm más para las costuras.

También tendremos que medir el perímetro de la plantilla de nuestro asiento (en mi caso 92 cm + 2 cm de costuras). Se trata de una forma irregular y curva por lo que la mejor opción es hacerlo con la cinta métrica de coser poco a poco, colocándola como veis en la foto:

Cómo medir el perímetro del sillín

2.Cortar el hule

Para cortar el hule usaremos la plantilla o patrón teniendo en cuenta que no lleva las costura incorporadas por lo que le dejaremos 1 cm alrededor.

Marcar el patrón en la tela

Después cortaremos la tira que formará el perímetro del sillín, en mi caso 10 x 94 cm. Para marcar las telas lo mejor es usar un rotulador y hacerlo por el reverso para que se nos marque bien.

Las dos telas cortadas para hacer el sillín

3.Coser el cuerpo de la funda

Lo primero que haremos será coser la tira larga de tala uniéndola en forma de círculo por los extremos. Cómo la tela no se deshilacha no es necesario rematar la costura con un zigzag.

Una vez cosido el “círculo” lo uniremos a la plantilla del sillín con alfileres, como veis en la foto, o hilvanando para asegurarnos de que no se nos mueve.

Alfilerado de la funda de sillín

Una vez sujeto pasaremos una costura recta justo por la marca que habíamos hecho con el rotulador e iremos retirando los alfileres. Una vez hecho esto el resultado será el dela foto:

Resultado de la unión de las telas

4.Poner la goma ajustable

El último paso para acabar la funda es ponerle una goma para que sea ajustable. Para ello tenemos haremos un dobladillo de unos 2 cm en la tela que nos marca el ancho del sillín y lo alfileraremos cómo veis en la foto:

Alfilerearado del dobladillo para hacer el sillín ajustable

Pasaremos una costura recta a unos 0,5 cm del borde de la tela doblada, procurando dejar espacio suficiente para poder pasar la goma por el canal que se forme. Lo mejor para pasar la goma, ya que es una tela bastante dura, es una horquilla de pelo o un alfiler grande y fuerte. Yo lo probé con un alfiler un poco endeble y no pude así que me decidí por la horquilla.

Una vez hayamos pasado la goma por dentro del dobladillo tiraremos de ella hasta que se nos ajuste al sillín y nos permita sacarlo y ponerlo con cierta facilidad.

Vista del sillín ajustable del revés

Resultado

Espero que os haya gustado el tutorial (que le deis al “like it”!! y que compartáis!!!) y sobretodo que os ¡animéis a hacer vuestras propias fundas impermeables para la bicicleta en casa!

Os dejo con las fotos del resultado y ¡nos vemos en el próximo tutorial!

 

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s